Entra en vigor el PLAN DE PENSIONES DEL SECTOR DE LA CONSTRUCCION

A partir del 1 de febrero, todos los negocios del sector de la construcción, independientemente de su tamaño, están obligados a realizar aportaciones mensuales al plan de pensiones de empleo sectorial

El Plan de Pensiones sectorial será gestionado por VidaCaixa

Las primeras aportaciones por parte de las empresas del sector tendrán que realizarse antes de mayo.

La empresa que no curse su alta en el PPSC estará incumpliendo el VII Convenio General del Sector de la Construcción y demás normativa de aplicación

El pasado 23 de septiembre de 2023 se publicó la Resolución de 6 de septiembre de 2023, de la Dirección General de Trabajo, por la que se registra y publica el VII Convenio colectivo general del sector de la construcción (VII CGSC) en cuyo artículo 56 se acuerda la formalización a nivel estatal de un plan de pensiones de empleo simplificado en el sector de la construcción (PPSC), en los términos y condiciones que figuran en el Libro Tercero del ese convenio.

El Libro Tercero transcribe el Reglamento de Especificaciones del Plan del Pensiones del Sector de la Construcción y, entre otras cosas, considera que son entidades promotoras todas las empresas, tanto personas físicas como jurídicas, incluidas en el ámbito del VII CGSC (también autónomos con trabajadores contratados) y define a los partícipes como toda persona trabajadora vinculada laboralmente con cualesquiera de las entidades promotoras a la que le sea de aplicación el VII CGSC.

CONTRIBUCION EMPRESARIAL

Esta obligación tiene carácter retroactivo, por lo que las empresas tendrán que realizar las aportaciones correspondientes a los ejercicios 2022 y 2023, siempre que el asalariado siga dado de alta en el negocio a partir del 1 de febrero

La contribución empresarial, durante la vigencia del contrato de trabajo, por aquellas personas trabajadoras que se estableciesen como partícipes, será la siguiente:

  1. En 2022, de un 1%del importe de los conceptos salariales de las tablas de 2021 del convenio colectivo que resulte de aplicación, si la persona trabajadora prestase servicios durante todo el año 2022 a tiempo completo o, en su defecto, de la parte proporcional correspondiente.
  2. En 2023, de un 1%del importe de los conceptos salariales de las tablas de 2021 del convenio colectivo que resulte de aplicación, si la persona trabajadora prestase servicios durante todo el año 2023 a tiempo completo o, en su defecto, de la parte proporcional correspondiente.
  3. En 2024, de un 1%del importe de los conceptos salariales de las tablas de 2021 del convenio colectivo que resulte de aplicación, más un 0,25 % del importe de los conceptos salariales de las tablas de 2023 del convenio colectivo que resulte de aplicación, si la persona trabajadora prestase servicios durante todo el año 2024 a tiempo completo o, en su defecto, de la parte proporcional correspondiente.
  4. En 2025se renegociarán las contribuciones al plan de pensiones.

A partir del 1 de febrero, todas las empresas tendrán que realizar contribuciones mensuales, las cuales se efectuarán o ingresarán a mes vencido el día 22 de cada mes.

Si se incorpora una persona a la empresa a partir del 1 de febrero y aunque sea un contrato temporal de escasa duración -por ejemplo, de un solo día-, habría que cumplir con la obligación de aportar.

Tanto la empresa como el asalariado podrán realizar aportaciones voluntarias.

Si el asalariado termina su relación laboral con la empresa, podrá trasladar los fondos a otro plan de pensiones.

Los fondos cubrirán las contingencias de jubilación, fallecimiento e incapacidad permanente. Es decir, los asalariados “podrán rescatarlas cuando concurra cualquiera de estas circunstancias”.

Las empresas podrán deducir del Impuesto de Sociedades el 10% de las contribuciones, con el límite de la retribución anual de 27.000 euros.

Las aportaciones cotizan a la Seguridad Social como retribución en especie, “pero están prácticamente bonificadas en su totalidad”.

Las contribuciones no están sujetas a IRPF.

Los asalariados no podrán renunciar al plan a cambio de una compensación económica

PLAZOS

Las contribuciones correspondientes al año 2022 y a 2023 anteriores a la integración del Plan en el Fondo de Pensiones, se ingresarán en la Entidad Depositaria dentro de los 90 días siguientes a la citada integración (antes del 30 de abril) y a que se hayan cumplido los trámites y requisitos establecidos en la normativa de aplicación.

Las contribuciones deberán realizarse por cuenta de todas las personas trabajadoras empleadas por la empresa a las que sea de aplicación el VII CGSC y se encuentren dadas de alta en la Seguridad Social y en activo a la fecha de entrada en vigor del PPSC (1 de febrero). Es decir, las empresas no tendrán que aportar por los asalariados que hayan cesado antes de esa fecha en la empresa

Para las personas trabajadoras con contratos fijos discontinuos habrá que realizar contribuciones en proporción a los días trabajados siempre y cuando la relación laboral con la Entidad Promotora continúe activa en la fecha de entrada en vigor.

EXCEPCION

La excepción contemplada en el Reglamento consiste en que no existirá obligación de realizar contribuciones cuando la retribución bruta fija anual de la persona trabajadora fuese superior a la remuneración bruta anual establecida en las tablas del convenio colectivo provincial, a la fecha de entrada en vigor del Plan de Pensiones (1 de febrero).

La excepción se refiere por tanto a una retribución bruta que, dado su carácter fijo está ya consolidada para la persona trabajadora, se repite mensualmente en una cuantía que es superior a la establecida en las tablas del Convenio Provincial aplicable y sin que la forma o modalidad en que la persona trabajadora desempeñe su trabajo pueda alterar, modificar o reducir la cuantía de esa retribución ya predeterminada y acordada previamente entre la persona trabajadora y su empresa.

Por lo tanto no se considerará en ningún caso retribución bruta fija superior a la establecida en las tablas del Convenio Provincial aplicable aquella que mensualmente la supere en base a incluir en la nómina el percibo de cantidades variables que, adicionales o complementarias a las tablas del Convenio, respondan a primas, incentivos, gratificaciones, pluses, complementos, compensaciones, horas extras, o cualquier otra posible denominación que responda al pago de una mayor productividad, rendimiento, calidad o cantidad, etc., del trabajo desarrollado.

A partir de la fecha de entrada en vigor del PPSC, se deberán realizar contribuciones por todas las personas trabajadoras que se incorporen a la empresa desde su fecha de ingreso en la misma, no siendo ya de aplicación ningún tipo de excepción.

Cualquier modificación posterior acordada entre la empresa y la persona trabajadora que suponga el establecimiento de una retribución bruta “fija” anual superior a la establecida en las tablas del Convenio Provincial aplicable no exonerará de la contribución que la empresa está obligada a aportar al Plan de Pensiones.

El desembolso de las contribuciones deberá efectuarse mensualmente en la misma fecha en la que deben ingresarse las cotizaciones a la Seguridad Social.

OBLIGACIONES PARA LAS ENTIDADES PROMOTORAS: Empresas, tanto personas físicas como jurídicas, incluidas en el ámbito del VII CGSC (también autónomos con trabajadores contratados)

Las principales obligaciones de las entidades promotoras son:

  1. Darse de alta en el PPSC.
  2. Dar de alta a todas sus personas trabajadoras a las que les sea de aplicación el VII CGSC.
  3. Realizar las contribuciones establecidas en la cuantía, forma y plazos previstos en el VII CGSC, en el Reglamento de Especificaciones del PPSC y en los Convenios colectivos provinciales.
  4. Facilitar a la Comisión de Control del Plan o, en su caso, a la Entidad Gestora, los datos que sobre los partícipes, partícipes en suspenso y/o beneficiarios sean necesarios para el desenvolvimiento del PPSC.

BENEFICIARIOS

Toda persona trabajadora vinculada laboralmente con cualesquiera de las entidades promotoras a la que le sea de aplicación el VII CGSC.

Será beneficiario del Plan, por las contingencias de jubilación e incapacidad permanente, la persona física que en el momento de la producción del hecho causante ostente la condición de Partícipe o Partícipe en suspenso, aún cuando no haya comunicado expresamente su acaecimiento o no haya solicitado la prestación correspondiente.

CUANTÍA DE LAS CONTRIBUCIONES

La cuantía de las contribuciones obligatorias de las Entidades Promotoras se fijará en el Convenio Colectivo General del Sector de la Construcción.

Estas cuantías pueden variar de un territorio a otro, ya que dependen de las tablas salariales recogidas en los respectivos convenios provinciales

La empresa deberá efectuar sus contribuciones hasta que se produzca alguno de los siguientes supuestos:

  • Extinción de la relación laboral del partícipe con su Entidad Promotora.
  • Cuando la persona trabajadora o partícipe se encuentre en situación de excedencia o tenga interrumpida o suspendida su relación laboral con la empresa por alguna de las causas legalmente previstas, excepto en los supuestos establecidos en el Reglamento de Especificaciones.

TRABAJADORES AUTONOMOS

Los trabajadores autónomos de la Construcción también podrán realizar aportaciones al plan de pensiones de empleo simplificado en su propio nombre. Estas contribuciones les permitirán deducir hasta 4.250 euros anuales en sus declaraciones de RENTA.

Estas deducciones podrían sumarse al límite de 1.500 euros permitido por Hacienda en el caso de los planes de pensiones individuales, para alcanzar una reducción de hasta 5.750 euros al año en la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Etiquetas: Sin etiquetas

Los comentarios están cerrados.